lunes, 4 de enero de 2010

Saga Diario de la princesa


Escritora:Meg Cabot

El diario de la princesa



¿Hay alguna chica que no haya soñado una vez en su vida en convertirse en una princesa de verdad? Pero ¿qué pasa si este sueño se hace un día realidad, sólo que con la persona equivocada? Porque a Mia, una adolescente de Manhattan, no le hace ninguna gracia cuando le anuncian que es la princesa de Genovia, un diminuto país europeo. Ella quiere seguir como siempre, aunque eso signifique tener que luchar con una imagen que no le convence, sufrir de desamor y tener suspensos monumentales en cada ejercicio de álgebra.
A Mia sólo le quedará desahogarse en este divertido diario, donde intentará compaginar su nueva vida sin por ello perder su identidad.




Princesa en escena


Desde que se convirtió en princesa, Mia no gana para disgustos: ¿cómo es posible que su madre se quede embarazada? ¡Y encima de su profesor de álgebra, el mismo que le suspende una y otra vez! ¿Y por qué a su querida grandmère se le ha ocurrido que la mejor manera para que todo el mundo la conozca sea una entrevista en directo en el programa más prestigioso y de más audiencia de la televisión de Estados Unidos?
A Mía sólo le quedará desahogarse en este divertido diario, donde intentará compaginar su nueva vida sin por ello perder su identidad.




Princesa Enamorada




Un verdadero DESASTRE. Esto es lo que mi vida ha resultado ser. Ya sé que lo he dicho muchas veces, pero esta vez ¡¡va en serio!! ¿Y por qué esta vez sí? Porque tengo NOVIO. Tal vez debería sentirme la persona más feliz del mundo. No soy guapa, pero tampoco soy un cardo borriquero; vivo en Nueva York, el lugar más cool del momento; soy una princesa y...tengo lo que todas las chicas desean: un novio, Kenny. ¿Qué más podría pedir? Pero el pequeño problema es que con sólo ver a Kenny ¡me salen sarpullidos!






Los líos de la Princesa



Mis propósitos para el año nuevo son los siguientes:
1) Dejaré de morderme las uñas
2) No diré ni una sola mentira (sólo las piadosas)
3) Suprimiré los tacos de mi vocabulario
4) Dejaré de pensar cada minuto del mundo en Michael Moscovitz... ¡¡¡mi adorable novio!!! Y es que esta vez sí que estoy colada, COLADA, pero solo hay un pequeño problema: me temo que mi abuela ha encontrado un mejor partido para mí...

No hay comentarios:

Publicar un comentario